Una zona franca llamada DISTANCIA

Hoy pensaba en el significado real de la DISTANCIA. Cuando imaginaba la palabra, la reducía a la separación; la sumergía (a ella y a mi) en el olvido y concluía que debía tener algún defecto de fabrica pues esperar no era lo mio…

Sin embargo remití a mis emociones a la congruencia de mis principios e indagué sobre esa zona franca llamada DISTANCIA:

Según el diccionario  la distancia es el espacio o tiempo que hay entre dos cosas o acontecimientos. Según las matemáticas la Distancia equivale al segmento de la longitud de la recta que une dos puntos. Sí ese es el caso pensaba que la longitud entre los puntos (en esta caso tu y yo) no es otra cosa que los tiempos de nuestras circunstancias.

Entendía que para que exista la distancia deben existir puntos conectados por alguna línea…que el hecho de no verla no significa entonces que no exista conexión.

Comprendí que si no hay recta, nunca hay unidad; que no existe distancia entre lo que no esta conectado y si fuera el caso jamás podría sentir distante a alguien que no debe estar conectado conmigo; que la famosa distancia varía por su longitud, pero sigue siendo distancia; que cuando no hay distancia es porque no hay puntos o que cuando se aproximan tanto, pasan a ser un mismo punto; en conclusión que cuando no te siento o te veo como un punto lejano en mi vida se debe a que necesitamos longitud y separación.

Finalmente comprendí que la Distancia no es otra cosa que Dios y la recta no es más que sus tiempos. A nosotros no son ocultas las longitudes, pero se nos es dado discernir los tiempos.

Pensaba que si el aumento de nuestra distancia física se debe a la amplitud de nuestra distancia espiritual, pues entonces mantengamos la distancia.

Concluía que:

a.  Cuando siento que un hombre se aleja porque se ha acercado a Dios, es un hombre que te reta…porque si lo sientes lejos te está diciendo que debes estar más cerca de Dios para estar con él.

b. Que un hombre que se aleja de Dios por acercarse directamente a mi (evadiendo a Dios como nuestra distancia) es un hombre conformista. se ha conformado con mi escasa humanidad.

c. Que puedo estar tranquila si te has acercado más a Dios que a mi, aun cuando no te vea.

d. Que no puedo estar poniendo rectas humanas para conectar a mi antojo los puntos si Dios no es mi marco de distancia y su voluntad no es la longitud de separación.

e. Que hoy no quiero esperar, simplemente quiero tiempo para que me esperen. Hoy no quiero quejarme de nuestra distancia, porque realmente la necesito.

f. Hoy entendí que La distancia no es el olvido, es simplemente la siembra oportuna de la memoria, de la amistad, es el momento ideal para que como el mejor de los postres los emocionalismos se enfríen y podamos pensar no por sentimientos sino por principios.

g. Hoy entendí que aunque no nos veamos todavía, la mejor distancia que puede existir para los dos se llama Dios.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: