“La mujer equivocada”

 “equivocada” es un adjetivo que tiene tres conflictos, el primero es que no se puede calificar posesivamente o despreciar negativamente como tuyo algo que en el diseño original no fue contemplado para ti. Eso quiere decir que piensas que soy la mujer equivocada para ti, cuando claramente no puedo serlo porque si no soy para ti soy la mujer indicada para un Él diferente (en resumen no soy tu ella, por tanto no soy mujer equivocada aunque el “La” sea un elemento distractor para alejarme del tu) o si al final resulto siendo tuya esta certeza será erronea.

Lo anterior me lleva al segundo conflicto: la  lucha mental y casi nuclear que puede existir en tu cabeza, ya es lo suficiente profunda para pensar que deba insistir en tu amistad, porque como hombre veo que es complicado enfrentar tantos cuestionamientos sobre el recuerdo de una mujer que comparada con tus sueños tiene más equis que chulitos de aprovado. En todo caso…gracias por el fino detalle, de tomarte la molestia de analizarme bajo esos parámetros  eso quiere decir que algo pudo agradarte. Sin embargo no castigues  mi recuerdo y  dejalo libre para encontrarte con una mujer amiga, con una mujer simplemente.

El tercer conflicto es para mi el más complicado, porque  afecta claramente mis sentimientos (aunque no mis principios) y es que puedes referirte a mi como una mujer equivocada porque encontraste otra para comparar con tu lista, otra a la cual le darás a beber de tu mismo café, otra a la cual no mandarás por un chocolate, sino que te desvivirás por comprarle uno. Una a la cual veas todos los días en medio de tus notas de piano y le sonrías coquetamente porque en secreto te fascina y ella tiene materialmente las cosas que hacen falta para constituir un comienzo más firme entre la historia de los hogares, esos que duran para toda la vida.

Si resulta que mi tercera hipótesis es verdad, no voy a mentirme diciendo que no me duele, porque si algo aprendi contigo es que insensible no soy. Sin embargo confio que el tiempo y el amor me hagan vivir en paz con el hecho de verte feliz y creer que de ninguna manera puedes sentir desprecio u odio, sino que disfrutarás de tu tiempo creando una familia diferente y una historia donde no hay líneas cruzadas. Una donde yo soy parte del pasado o de un presente mirado con perspectivas diferentes.

Al final resulta que no soy yo la mujer equivocada, si no una mujer libre para amar…que miedo que me da esa frase…no porque no piense o no anhele la idea de ser amada, sino porque como todo cambio me puede dar un poco de miedo desprenderme de tu recuerdo.

En fin, creo que disfrutaré conocerte algún día de nuevo.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: