“ZONA DE PROMESAS”

Este es un cuento con el que participé como aspirante al taller virtual de escritores, espero sus criticas.

Aclaro que lo especial de esta historia son ustedes, porque creo que cada uno con algun detalle contribuyó de mil maneras.

por si quiere ambientar el cuento:

http://www.youtube.com/watch?v=Dyo4tNwNIvQ

Ser gato es algo complicado, pero es más complejo ser el gato de Francesca alias “chesca”. Ella es tan arisca como las gatas de mi familia, familia que  por meros instintos creo reconocer. Sin embargo cuando su abuela termina de contarle cuentos regresa a su estado romántico y le aflora la naturaleza avícola…tanto así que me provoca comérmela.

Hoy me pasee por su cuarto, porque me intriga su nueva tarea vacacional. La abuela le ha puesto a limpiar la mesa de los santos. De sólo pensarlo prefiero huir a los tejados, donde hay santos de otro tipo y por lo menos allí les dejan algo de comida. Los nombres de los santos no los sé, pero mi memoria gatuna y variante recuerda que son las memorias de la abuela (memorias pasionales de amores hechos santos en su pecho) Silencios escondidos que revelan los milagros aun esperados.

Lo rescatable de la vieja mesa, según Francesca es su estado revelador de lo natural y humano, características otorgadas por un mantel decolorado con el tiempo y por el par de santos que tienen olor a té (claro está que yo creo que eso del olor  es más por lo que implica su fascinante preparación y los ritos en la cocina de estas mujeres, que por su poder penetrante)

El cielo es cambiante en esta ciudad, y debo reconocer que eso hace que prefiera bajar nuevamente al pasillo de las promesas (como le dice la mamá de Francesca) por todo ese asunto de la mesa. También porque hace unas semanas fue el lugar donde el tío chesca le prometió a la abuela que nunca la dejaría, para saber que al final entro en coma y murió ese mismo sábado. Para saber que al final la abuela se quedó medio suspirando en el hospital sin sus viejos santos.

Una mirada, después de no sé cuántas horas, deja en evidencia la tortuosa tarea de mi avícola dueña, pequeña princesa que entre suspiros y dejos, limpia algunas muestras de polvo…polvo del suelo, levantado por el viento. Un poco de agua y algo de viento hacen que la tarea se seque rápidamente. Creo que lo único que la hace cumplir el deber es la esperanza de darle un beso (beso de agua) a los sueños de la abuela.

Un ronroneo quizás facilite su labor y puede hacer que la tensión bajé. Un hilo del mantel puede ser el pretexto para un plácido juego. Sin embargo es inevitable la tentación, una cola aclama detrás del santo, me hace gestos, me pide que me la coma o al menos la atrape. Tarde, tarde para la cola hecha muerte entre mis pequeñas garras.

“Oh estúpido gato” grita Francesca, porque creo que ha dejado de ser mi chesca, mi princesa. Un santo quebrado…milagros que se escapan entre sus pequeñas partes esparcidas sobre la mesa. Cómo decirle a la abuela, cómo conservar al gato después de esta tragedia.

La huida por el tejado sería cobardía, quedarme sería masoquismo. Un sonido de teléfono avisa lo inevitable…el olor a té penetra la casa, el silencio se escurre por las mejillas de lo que queda de Chesca. Una abuela muerta, un santo roto y todo por jugar en la zona…en la zona de promesas.

A ambos no nos queda más camino que la calle acompañada por la luna. Camino arriba mi avícola dueña y yo entendemos entre brazos y lamentos que solamente el olor será lo que nos guié, que las almas de los santos se mudaron a los futuros amores y que aquel pasillo se extendió entre los caminos que quedan por recorrer…ambos sabemos que aunque tarda en llegar al final hay recompensa…esa es la zona de promesas

“La Silabera”

Fernanda Valdés

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: